AVENTURA EN EL PÁRAMO

Video Caption: TURISMO: ILLINIZAS LODGE
Video Duration: 02:30

Hay lugares que ofrecen paz, tranquilidad y bioseguridad en medio del caos ocasionado por la pandemia. En el Chaupi, cantón Mejía, provincia de Pichincha, encontramos uno de ellos. Es un lugar único en el páramo, donde hay animales de granja y paisajes maravillosos que nos hacen sentir que la tierra se une con el cielo.

Image

@illinizaslodge

La Hacienda-Hostería Illinizas está ubicada en las faldas de la reserva ecológica que le da nombre, a 3.400 metros de altura sobre el nivel del mar. Si tiene suerte y el cielo está despejado, desde sus instalaciones se pueden ver volcanes y nevados como El Cotopaxi, El Rumiñahui, El Corazón y, por supuesto, Los Illinizas.

Los visitantes que se hospedan en este lugar pueden realizar diferentes actividades durante su estancia como: cabalgatas, senderismo, visitar las cascadas, pesca, y ciclismo de montaña. En cada una de ellas, usted va acompañado de un guía que está pendiente de su seguridad y diversión.

Image

La travesía, para conocer las cascadas, dura aproximadamente dos horas, entre ida y vuelta; el camino tiene un poco de dificultad, pero la motivación para el visitante es la recompensa de buena energía y frescura de unas cascadas vírgenes.

Image

Los caballos hacen que el visitante tenga momentos inolvidables, puede montarlos con facilidad. Si no tiene experiencia, los propios chagras se encargan de ayudarle, le enseñan la postura adecuada y cómo guiar al animal sin maltratarlo. Todo esto para poder ir páramo arriba, contemplar los valles y el ganado bravo que domina en las montañas.

Image
Image

Además, Illinizas Lodge cuenta con servicio gastronómico típico de la localidad. Puede disfrutar del tradicional locro de papa, habas con queso, una deliciosa trucha y la “agüita de sunfo” para abrigarse. Las habitaciones tienen baño privado con agua caliente y calefacción, si le gusta la lectura hay varios sitios ideales para leer cerca de una chimenea.

Image

Realmente visitar este lugar es una aventura en el páramo, si todavía no ha experimentado un viaje así le invito a que se atreva, porque tener contacto con la naturaleza nos ayuda a recargar energías. Además, es una buena oportunidad para pasar tiempo en familia o con amigos y salir de la rutina. Entregarse a lo desconocido es un ritual que se debe practicar por, lo menos, una vez en la vida.