MONTAÑISTA SOLIDARIO

Video Caption: SHOW DEPORTES: Mensaje de Gustavo Cevallos
Video Duration: 00:34

Sin duda la pandemia lo cambió todo. Algunos deportistas tuvieron que aplazar sus proyectos hasta que la emergencia termine. Uno de ellos es el montañista ecuatoriano, Gustavo Cevallos, quien para este 2020, tenía el reto de ascender al Everest, la montaña más alta del mundo, sin la asistencia de oxígeno suplementario.

Desde 2018, Gustavo priorizó su preparación para la arriesgada hazaña. Su aventura la debía llevar a cabo el pasado mes de abril, tenía todo listo, incluso comprados los pasajes aéreos, pero su plan se detuvo por el confinamiento en casi todos los países. A pesar de esto, Cevallos no se desanimó y, gracias a su afán deportivo y su espíritu solidario, realizó otro exigente desafío: el reto Everesting, a pie. Una actividad que viene del ciclismo, que consiste en subir una cuesta en varias repeticiones, hasta cumplir con los 8.848 metros de altura que tiene el Monte Everest, en metros positivos.

El reto lo cumplió el pasado 4 de septiembre, día que coincidió con su cumpleaños 36. Cevallos corrió en las faldas del Pichincha, una y otra vez hasta que alcanzó la meta, es más, la superó, pues logró los 9.230 metros.

Esta actividad tuvo un ingrediente especial: ayudar a la organización 'Invitados a Colaborar' y al 'Proyecto Jubilous3D', los cuales donan prótesis a niños y niñas de escasos recursos económicos. Una de las primeras beneficiarias, la pequeña Scarleth, fue parte del reto del montañista.

Image

El quiteño Gustavo Cevallos es un deportista de ultra resistencia que ha logrado obtener varios reconocimientos e incluso ganó en dos ocasiones “las distancias” de la carrera más larga de América Latina, conocida como LA MISIÓN, realizada en Argentina.

Image

En un principio su pasión era el fútbol, estuvo a punto de convertirse en jugador profesional, sin embargo, al llegar a la universidad, descubrió que su verdadera pasión era el andinismo. Ha participado en varias expediciones nacionales e internacionales.

Es un profesional con estudios de Sociología, pero también se especializó como Guía de Montaña y ahora está a un paso de profesionalizarse como Guía Internacional de esa rama.

No pierde la ilusión de subir al Everest y espera cumplir su reto el próximo año, o en 2022, lo importante es cumplir su sueño y ayudar a quienes lo necesitan.