LOS PERRITOS SON UN MIEMBRO MÁS DE LA FAMILIA ASTUDILLO

Video Caption: MI OTRO YO: Alberto Astudillo
Video Duration: 00:35
Alberto Astudillo es un reconocido presentador de televisión, periodista y publicista. Es un hombre carismático, alegre, empático y apasionado por los deportes. A continuación, conoceremos su otra faceta, su otro yo y su relación especial con los animalitos.
A sus 17 años, por casualidades de la vida supo que su vocación era el periodismo deportivo. Jugaba fútbol en la selección de su colegio, pero por una lesión en su pierna tuvo que dejarlo. Al principio fue difícil pero buscó la manera de seguir siendo parte del equipo. Se le ocurrió la idea de narrar los partidos y tomar fotografías. Desde ese momento, se dio cuenta que esa sería su profesión.
Su pasión no es solo el deporte, sino también defender los derechos de los animales. Su amor por ellos comenzó desde pequeño. Cuenta que creció rodeado de perros, conejos, gallinas, porque sus abuelos tenían una hacienda. El periodista recuerda que su abuelo, en ocasiones, rescataba a animales silvestres.
Image

Facebook: Alberto Astudillo B.

Su lucha por los canes inició cuando se percató de que la violencia hacia ese grupo de seres vivos era indiferente para la sociedad, es decir, pegar a un animal en la calle se veía como un acto normal. Astudillo asegura que no pudo voltear la mirada como la gran mayoría y sintió que debía trabajar por esta causa.
Cuando presencia que un animal es maltratado siente indignación e impotencia, porque en Ecuador las escasas leyes que existen solo están plasmadas en un papel y al momento de efectuarlas quedan en el aire.
Cambiar el chip de las personas sobre agredir a un animal puede ser difícil, pero no imposible, se puede lograr a través de la educación temprana y sobre todo mediante la convivencia. Esa es la clave para aprender a valorar, querer y respetar al animalito que tenemos al lado, afirma Alberto.
El presentador sostiene que habla constantemente del tema para que las personas reflexionen. Además, interactúa con grupos que se preocupan por los animales y es parte de varias campañas de concientización contra el maltrato animal. El mensaje que deja a todos sus seguidores es que seamos empáticos, que nos imaginemos que somos el animal y cómo nos gustaría que nos traten.