LOS LADRIDOS HAN VUELTO A LA CASA BLANCA

Ya hay nuevos residentes en la Casa Blanca. Joe Biden fue posesionado como presidente de Estados Unidos y llevó con él a Champ y Major, dos hermosos canes sobre los que hablaremos a continuación.

Image

Champ es un perro pastor alemán que llegó a la familia en 2008, la ha acompañado en diferentes eventos y está acostumbrado a las cámaras, tal y como se aprecia.

Image

Major comparte la misma raza mas no una historia similar. Fue adoptado por Biden hace dos años y ahora se convierte en la primera mascota rescatada en vivir en la residencia presidencial estadounidense.

Image

Y, la familia podría aumentar pues Jill, esposa de Biden, ha insinuado que le encantaría tener la compañía de un gatito.

Más allá de presentarles a las nuevas mascotas de la casa más fotografiada del mundo, se convierte en un dato interesante porque los animalitos vuelven a estar presentes en el hogar presidencial. Donald Trump fue el primer mandatario, desde Andrew Johnson en la década de 1860, en no alojar en su casa a un perro o un gato.

Antes de Trump, la familia Obama tuvo a Bo y Sunny que fueron tan populares al punto de tener su propia agenda presidencial. Pronto sabremos si Champ y Major alcanzan la misma fama.

Image

Como dato anecdótico les comentamos que perros y gatos no han sido los únicos moradores no humanos de la Casa Blanca. Cabras, culebras, caimanes, leones, mapaches y hasta un hipopótamo han vivido allí a largo de los años y han visto el paso de presidentes, sus hazañas y meteduras de pata.