LA PANDEMIA GENERA DESCUIDOS EN VIRUS QUE SON PREVENIBLES CON VACUNAS

Video Caption: ESPECIALISTAS NUTRICIÓN: OYTRAS VACUNAS
Video Duration: 02:10

La pandemia ha generado descuido de otras enfermedades y sus consecuencias. Si bien es cierto la COVID-19 y sus variantes se propagan por todo el mundo, existen otras alteraciones de la salud que están presentes desde hace años y podrían generar repercusiones devastadoras en la mortalidad infantil.

Image

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos 80 millones de niños menores de 1 año tienen el riesgo de contraer enfermedades como sarampión, poliomielitis y difteria, en consecuencia a la interrupción en la atención sanitaria causada por el coronavirus. Representantes de la salud mundial recomiendan que la población, especialmente los niños, no dejen de vacunarse y mantengan actualizado dicho procedimiento.

La Dra. Joanna Acebo, infectóloga pediatra, explica que las vacunas constituyen una de las medidas sanitarias que mayor beneficio ha traido a la humanidad, porque  previenen enfermedades que antes causaban epidemias  y muertes.

Luego de la elaboración de las vacunas de inmunización como la de la viruela, se logró erradicar la enfermedad que causó al menos 300 millones de muertes. Otras de las enfermedades que están controladas por vacunas son: poliomielitis, el sarampión, la hepatitis B, el tétanos, la difteria, la meningitis, la rubéola y la tos ferina, entre otras. Estos virus si no son controlados o prevenidos pueden causar alguna incapacidad o la muerte.

La vacunación masiva evita la muerte de 2 a 3 millones de personas por año, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por este motivo la importancia de las vacunas, ya que ningún otro medicamento ha salvado tantas vidas como ellas.

Hoy en día, 13 millones de niños no reciben ninguna vacuna, según la OMS. Este organismo explica que, en algunos casos, ocurre por la dificultad de la distribución de vacunas en zonas de difícil acceso o restringidas, y también porque los padres optan por no vacunar a sus hijos por desconocimiento de los peligros de las enfermedades o por desconfianza.

La sugerencia sobre la edad en que se tiene que suministrar cada vacuna surge de la capacidad de lograr una respuesta inmune positiva frente al microorganismo (bacteria o virus) que se vacuna. Es importante respetar las edades y no retrasarse para desarrollar defensas lo antes posible.

Los expertos afirman que las vacunas son eficaces y seguras, están sometidas a pruebas rigurosas, ensayos clínicos durante su producción y después de obtenida la licencia. En algunos casos, la mayoría de los efectos secundarios son leves y temporales, los riesgos de la vacunación siempre serán inferiores a sus beneficios porque con ellas se adquiere protección y se evita la enfermedad.

La COVID-19 es un ejemplo de cuánto nos exponemos y lo vulnerables que somos, cuando no disponemos del escudo protector para defendernos de una enfermedad infecciosa. Las vacunas cuando están disponibles son el instrumento más efectivo para prevenir brotes de virus peligrosos.

En el siguiente video, la Dra. Joanna Acebo, infectóloga pediatra, explica cuáles han sido los desafíos de inmunizar a la población en tiempo de pandemia, porqué los niños deben tener sus vacunas al día, cuáles serían las consecuencias de no hacerlo, entre otras dudas.